Septiembre 2012 – El ruido de los bares, en el punto de mira del Consistorio

Fuente: Miguel Ferrary | Laopiniondemalaga.es

El cumplimiento del horario de apertura y de cierre y controlar el nivel de ruido de los establecimientos del Centro son los dos objetivos que se plantea el Ayuntamiento de Málaga para este otoño, en el que iniciará una serie de inspecciones por la noche para asegurar que se cumple con la ordenanza.

La campaña de primavera para ordenar la vía pública redujo la ocupación ilegal de las terrazas del 62% al 24% en apenas dos meses y tras retirar las sillas y mesas a más de una decena de establecimientos. Ahora le llega el turno a los horarios y la música, los otros grandes problemas de convivencia con los vecinos del Centro.

La delegada municipal de Promoción Empresarial y Vía Pública, Esther Molina, explicó que se ha conseguido ordenar «un porcentaje muy alto de terrazas, aunque quedan algunos flecos». Esto permitirá el inicio de una segunda fase para ordenar la hostelería del Centro Histórico y que buscará controlar el cumplimiento de los horarios de cierre y de la música. Para ello realizará una serie de inspecciones por la noche que servirán para informar de los incumplimientos a los empresarios.

El sistema será similar al adoptado con las terrazas, en las que se fue informando uno a uno a los establecimientos sobre la posibilidad de incurrir en una infracción si no cumplía con la ordenanza. La imposición de sanciones se dejará como último recurso y si persisten en no ajustarse a la ordenanza.

El objetivo último es reducir la contaminación acústica de los bares y restaurantes fuera de su horario, así como de la falta de control del volumen de la música en algunos bares.

El presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Málaga (Aehma), Rafael Prado, reconoció que hay muchos problemas sobre estos puntos, ya que la crisis ha llevado al sector a intentar captar la mayor clientela posible «invadiendo incluso el mercado del otro para atraer más volumen de negocio». Así, Prado señaló: «Los mesones empiezan a dar desayunos, los bares a dar comidas y los bares de música intentan ampliar algo su horario».

Precisamente los establecimientos relacionados con la movida nocturna son los que están pasándolo peor con la crisis por la fuerte caída del consumo. De hecho, los bares de copas son los que están pasando más apuros «porque tienen un horario muy limitado, ya que los clientes llegan tarde y el horario termina muy temprano respecto a la hora de entrada de sus clientes, por lo que trabajan sólo unas pocas horas durante tres días a la semana y un negocio así no es sostenible», resalta Prado. La consecuencia es que muchos bares «están ya pensando en convertirse en cafeterías» o ampliando su horario, tanto por la tarde como por la noche, para intentar captar más clientela.

La delegada municipal de Promoción Empresarial y Vía Pública afirmó que se mantendrá la vigilancia para que se cumpla la ocupación de las terrazas, tanto en el Centro como en Teatinos, que centralizaron las actuaciones en primavera.

Por ahora descarta llevar estos controles a otros barrios, en la medida en que no han recibido quejas por este asunto de otros distritos. Además, Esther Molina destaca que «el comercio está muy mal y en los barrios, peor» y la existencia de cierto número de terrazas «les da un poco de vida». No obstante, advirtió de que «estamos en contacto con los concejales de distrito por si existieran problemas».

La elaboración de los planes de terraza se iniciará en octubre. La Asociación de Empresarios de Hostelería de Málaga (Aehma) iniciará en octubre la primera ronda de conversaciones con los hosteleros de El Palo y Pedregalejo para elaborar los planes de aprovechamiento que permitan ordenar la ocupación de la vía pública por parte de las terrazas. El Ayuntamiento de Málaga delegó en Aehma la negociación de estos planes, después de que remitiera 49 decretos avisando de incumplimientos a otros tantos bares y restaurantes del Distrito Este. El presidente de Aehma, Rafael Prado, confirmó que se iniciarán las negociaciones en octubre, ya que han preferido esperar «a que se acabase la temporada antes de iniciar este trabajo». Prado reconoció las dificultades de estos planes por el diferente tamaño de la acera en función de los tramos y de los propios establecimientos, aunque aseguró que hay «una buena disposición» de los afectados para llegar a un acuerdo que evite la intervención municipal.

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: