Posts Tagged ‘ensayos acusticos’

Febrero 2014 – Finalizan las obras de acondicionamiento acústico de los nuevos locales de ensayos para las bandas de cornetas y tambores y para la banda municipal

febrero 6, 2014

bandas--300x180Fuente: diariosur.es

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha visitado esta mañana el fin de obra de la actuación desarrollada por el Consistorio mediante la que se ha dotado a la ciudad de nuevas instalaciones culturales y educativas enfocadas al ensayo de agrupaciones musicales y para la Banda Municipal de Música. Para ello, se han recuperado y adecuado dos naves ubicadas en el entorno de Renfe, en el distrito de Cruz de Humilladero, que dan respuesta al compromiso municipal de ampliar los equipamientos para estos usos.

Los proyectos han sido redactados por la GMU en coordinación con las áreas de Medio Ambiente y de Cultura, y han sido financiados íntegramente con una inversión municipal de más de un millón de euros, procedente de una mayor ejecución de los fondos europeos.

Por un lado, se ha adaptado una nave almacén en calle Poeta Muñoz Rojas para salas de ensayo de bandas de cornetas y tambores, garantizando unas condiciones óptimas para este uso. Se ha partido de una construcción de tipología industrial, antiguos almacenes ferroviarios, aunque posteriormente albergaron un uso docente como aula de la Escuela de Superior de Arquitectura de la Universidad de Málaga. La nave original, distribuida en un solo nivel, presenta dos fachadas, siendo medianera su linde este con la nave antiguo centro de Exposiciones Sur y su linde oeste con la cedida a la Peña recreativa Renfe.

En el proyecto se ha intervenido sobre dicha edificación, haciendo una remodelación interior y exterior, pero manteniendo la estructura. Así, a partir de un pasillo central a modo de calle, se han distribuido las cuatro salas (con una superficie que oscila entre 100 y 150 m2 cada una), totalmente independientes, que se diferencian entre sí por su geometría y color. La superficie construida total de la nave es de cerca de 800 m2. Además de las cuatro salas de ensayos, cuenta con almacenes, aseos, espacios administrativos, etc. La inversión ha sido de más de 570.000 euros, siendo ejecutado el proyecto por la empresa Guamar S.A.

Cabe resaltar que dadas las especiales características de la obra en su dimensión acústica, se ha realizado un estudio pormenorizado en cuanto a su aislamiento acústico (tanto al exterior como entre las distintas salas) y al comportamiento acústico interior (tiempos de reverberación), habiéndose obtenido unos resultados óptimos para el uso previsto.

Convenio con la Agrupación de Bandas de Semana Santa

Tras la realización de los trabajos está previsto que el Ayuntamiento firme un convenio con la Agrupación de Bandas de Semana Santa para el uso de este equipamiento siendo la propia Agrupación la que gestione el uso de estos espacios y sufrague los costes de mantenimiento y suministro.

Por otra parte, se han adecuado otras instalaciones en los antiguos pabellones de Renfe en las que ensayará la Banda Municipal de Música. Con una superficie total construida de cerca de 800 m2 y más de 700 m2 de superficie útil.

Contempla una sala de gran tamaño para ensayo con posibilidad de asistencia de público (con una superficie de más de 270 m2), así como dependencias para administración, almacén, sala de descanso-taquillas, y aseos, entre otros. Las obras han sido desarrolladas por la empresa Federico García, con una inversión cercana a 500.000 euros. Este edificio será entregado a la Banda Municipal de Música para su uso.

Noviembre 2012 – El supremo confirma una pena de 4 años de carcel al dueño de un pub por ruidos

noviembre 20, 2012

Fuente: 20minutos.es

El Tribunal Supremo ha ratificado la condena de cuatro años y seis meses de prisión dictada contra el propietario de un pub en Fraga (Huesca) por los daños físicos y psicológicos causados a un matrimonio a lo largo de cinco años debido a la intensidad del ruido generado en el establecimiento.

El fallo del alto tribunal ratifica en todos sus términos la sentencia dictada en 2010 por la Audiencia Provincial de Huesca, que consideró probado que entre 2003 y 2007, el acusado, José Luis F.M., hizo caso omiso de las órdenes municipales y no tomó medidas para reducir los ruidos hasta los límites legales.

El tribunal oscense fundamentó su condena tanto en los informes municipales como en los aportados por los médicos forenses, para quienes la exposición a una intensa contaminación acústica durante los fines de semana en un lapso de cinco años generó fatiga crónica, insomnio por estrés y ansiedad al matrimonio denunciante, que requirió tratamiento farmacológico.

En el caso de la mujer, los especialistas detectaron síntomas de neurastenia junto al estrés, que le dejaron como secuela un estado de ansiedad e insomnio permanente. El relato de hechos probados, que el Supremo ratifica en su resolución, refiere que el acusado no sólo eludió los continuos requerimientos municipales para que presentara un proyecto con el que reducir el ruido, sino que desatendió una prohibición para programar espectáculos en directo y una orden de suspensión cautelar de la actividad. La Audiencia de Huesca condenó al acusado a 4 años y 1 día de prisión por un delito medioambiental

La Audiencia de Huesca condenó al acusado a 4 años y 1 día de prisión por un delito medioambiental, a 6 meses por las lesiones sufridas por el matrimonio y al pago de 16.540 euros en concepto de indemnización a los afectados. En su resolución, el Tribunal Supremo rechaza los argumentos del representante de la defensa en su recurso y considera que en ningún momento se vulneraron derechos fundamentales de su cliente debido a un supuesta valoración incorrecta de la prueba.

“Abundantísimas pruebas”

Los magistrados rechazan el recurso al entender que la pretensión del letrado en su recurso es instar una valoración diferente de la prueba para “alcanzar conclusiones distintas de las contenidas de la sentencia”. A pesar de descartar una nueva valoración de la prueba, el tribunal aprecia la existencia de una “abundantísima” prueba documental contra el acusado que evidencia tanto el incumplimiento de la normativa en materia de ruidos como su relación con las afecciones sufridas por los denunciantes.

Respecto a la condena acordada, el Supremo argumenta que la pena se impone en su grado superior cuando los hechos estén vinculados a una desobediencia de “órdenes expresas” de la autoridad administrativa. Admiten los magistrados que de la lectura de la sentencia de la Audiencia oscense se desprende la “ineficacia” de la administración a la hora de dar una respuesta inmediata a la petición de los denunciantes.

Advierten, sin embargo, que también pone de relieve la “persistencia” del recurrente ya que “desde el primer momento sabía que causaba molestias y probables perjuicios a unos ciudadanos al repercutir directamente y de forma muy negativa en su derecho a la salud física y psíquica y al descanso”.

 


A %d blogueros les gusta esto: